30 may. 2010

La fotografía y yo

Mi amor por la fotografía estaba latente desde que era niña, pero ahora que tengo la oportunidad de aprender más, se está convirtiendo en una obsesión. He comenzado a fijarme en las luces cuando voy por la calle, de forma inconsciente. Cuando me doy cuenta, ya estoy completamente absorta. Es casi enfermizo. Incluso cuando no llevo mi cámara, me tienta la idea de pararme y tirar la foto, aunque sea en mi mente...

Es un verdadero privilegio para mí poder contar una historia con una imagen.

1 comentario:

Cuéntame qué te parece... ¡o lo que se te pase por la cabeza! ¡Gracias!